?

Log in

No account? Create an account
 
 
brandheroin
Peter Facinelli asistió ayer, con Jaimie Alexander, al screening de Pain and Gain en Nueva York:



imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com
imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com imagebam.com




Gracias a TVC
Posteado por: mayi
 
 
brandheroin
16 April 2013 @ 01:12 pm
Ha salido una antigua foto de Robert Pattinson que no habíamos visto (pinchad en ella para verla más grande):

Nota: Gracias a @veronicaspuffy sabemos que la foto tiene fecha de 5 de noviembre de 2011.

imagebam.com

Fuente | Vía @Drawde_C y RPLife
Posteado por: mayi
 
 
 
brandheroin
La Kristen Stewart que nos encontramos en Cannes en la premiere de ‘On the Road’ es diferente. Más atrevida, más libre. Y no reniega de su fama. Sabe cuál es la razón de su éxito: que es igual que sus fans, y por eso les gusta. Nos cuenta por qué es una chica como las demás.




Kristen Stewart (Los Ángeles, 1990) tiene madera de icono. Con sólo 22 años, se ha metido en la piel de varias figuras legendarias del pasado y el presente. Como la Joan Jett de The Runaways (2010), acercó el punk rock de los 70 al público juvenil. Con Blancanieves y la Leyenda del Cazador (2012) insufló una determinación contemporánea a la heroína de los hermanos Grimm. Y como la Bella Swan de la pentalogía La Saga Crepúsculo se convirtió en la Julieta de una nueva generación. Ahora, en On the Road, adaptación de la mítica novela de Jack Kerouac En el camino (ed. Anagrama), Stewart encarna a Marylou, la vitalista compañera de viaje de Sal Paradise y Dean Moriarty. Y a pesar de todo este historial, sigue siendo una joven retraída que busca su lugar ante los micrófonos de los periodistas y los flashes de los fotógrafos, a los que maravilla –o desconcierta– con sus looks explosivos. Para su encuentro con FOTOGRAMAS en el Festival de Cannes, la actriz luce una camiseta con la portada del single Picture This de Blondie (diseño de Dolce&Gabbana), mini-shorts negros, tacón alto y chaqueta de cuero anaranjada de Balenciaga. Ahí queda eso.

Cada vez me cuesta menos ponerme delante de un micrófono, confiesa la actriz con ese hablar acelerado y entrecortado que la ha convertido en la encarnación perfecta del angst post-adolescente. Hace un tiempo, me preocupaba demasiado por proteger mi intimidad y no sabía muy bien cómo marcar los límites. Con el tiempo, me he ido acomodando, soltando un poco. Además, todo cambia cuando te toca promocionar algo en lo que crees profundamente, como sucede con mi papel en On the Road. Stewart intenta proyectar una imagen serena: mesura sus palabras y reacciones; sin embargo, su ímpetu juvenil estalla en súbitos brotes de excitación, como cuando exclama: ¡Me parece taaaan ridículo cuando un actor intenta venderse a sí mismo como si fuera alguien súper interesante! Hay gente que acaba convirtiéndose en su propio producto mediático. Antes, me daba una vergüenza terrible que la gente pudiera verme de esa manera, por eso tendía a mostrarme hermética.


Seguid leyendo aquíCollapse )


Posteado por: mayi